undefinedundefinedundefinedundefined

Para un buen montaje, principalmente tenemos que conocer los factores de seguridad.

Para el montaje andamios lo primero es certificar la calidad de la planta de fabricación tras la realización de auditorias que regulen también los procesos que se siguen y se realice un informe de cálculo del sistema de andamio.
Un andamio certificado es aquel que requiere de un plan de montaje, utilización y desmontaje.

Los equipos de trabajo deberán estar estabilizados, se colocarán barandillas a una altura mínima de 90 cm. para evitar el riesgo de caída de objetos y de deslizamiento. Así como, deberá tener la resistencia suficiente para el trabajo que se haya diseñado.

Los principales riesgos que se pueden cometer son las caídas y desprendimientos de objetos sobre los viandantes, contactos eléctricos, caídas de trabajadores y golpes contra objetos. Por lo tanto, las medidas preventivas que se deberán tomar son, principalmente, que el montaje y desmontaje se lleve a cabo por personal cualificado y seguir una serie de normas en la estructura de andamios.

- Plataforma de trabajo que tenga una trampilla de acceso
- También trampilla de acceso en plataforma intermedia
- Marcos, travesaños
- Barandillas y barras intermedias
- Rodapiés
- Ruedas
- Estabilizadores

Es importante para la seguridad seguir también un orden de limpieza, sobre todo para evitar deslizamientos sobre la base en la que trabajes, que debe mantenerse libre de objetos y obstáculos que dificulten la tarea o que supongan riesgo para el trabajador.
Además, un andamio no se puede sobrecargar de materiales imprevistos.

Antes de utilizar el andamio hay que comprobar las instalaciones del entorno, las tomas eléctricas, tuberías, etc. Verificar que todas las personas trabajadoras implicadas conocen el modo de proceder y las normas de seguridad mencionadas que se deben tomar. Las herramientas que se necesitan durante todo el proceso de montaje y restringir el paso a terceros a la estructura.

Durante la utilización del andamio, el cuerpo debe estar dentro de la estructura de trabajo evitando balanceos y se debe acceder por el interior, cerrando las plantillas de acceso.

Por último, tienes que tener en cuenta que, para mover el andamio, se debe comprobar que la superficie sea sólida, firme y nivelada.